ayuda_fonck.png
Se extiende desde el sur del río Choapa hasta el río Itata. Sus primeros habitantes cazaban grandes mastodontes hace unos 11.000 años, como se ha podido verificar en la Laguna de San Vicente de Tagua-Tagua. Durante el período Arcaico (8.000 - 3.000 a. C.), debido a la extinción de los grandes herbívoros, los grupos nómades reorientan sus actividades a la caza de guanacos, huemules, zorros, aves y roedores y a la recolección de semillas, bayas, frutos y raíces. 

Además comienzan a extraer recursos marinos como peces y mariscos. Su tecnología era sencilla, consistiendo principalmente en herramientas de piedra.

En el período Agroalfarero Temprano (300 a. C. - 900 d. C.) ocurren importantes cambios que revolucionan el modo de vida cazador-recolector: el cultivo de plantas, la alfarería y el establecimiento de asentamientos estables. Se reconocen al menos dos grupos coexistiendo en esta época, llamados Bato y Llolleo que se identifican principalmente por su cerámica.

Hacia el 900 d. C. se postula la presencia de otro grupo poblacional denominado Aconcagua asignado al período Agroalfarero Intermedio Tardío (900 - 1470 d.C.). Se extiende entre los ríos Aconcagua y Cachapoal, con asentamientos en la costa, valles y cajones cordilleranos. Se caracteriza por su alfarería de color anaranjado, con la figura del trinacrio en su exterior, encontrada generalmente en sus cementerios.

Posteriormente, el desarrollo de estas comunidades locales se ve truncado con la incorporación del territorio y su gente al Imperio Inca o Tawantinsuyo, producido hacia el 1470 d. C. Se inaugura así el período Agroalfarero Tardío (1470 -1536 d.C.). Los Incas habrían avanzado hasta el río Maule, dejando como evidencias, tramos de camino, tambos y pucarás.

Con la llegada de los españoles hacia el año 1536, los indígenas son sometidos para construir las primeras ciudades coloniales y muchos mueren a causa de los maltratos, abusos y enfermedades introducidas. Por tanto, al igual que en el Norte Chico, no encontramos descendientes de estos primeros chilenos, cuya riqueza cultural hoy se encuentra extinguida.